miércoles, 4 de mayo de 2011

***** Ovnis. El Misterio de las Abducciones, (3)

Informe resumen de consulta psicológica de un niño:
El niño es de Santiago, de 12 años, la madre consulta porque es un niño muy complicado desde chico, muy sensible y reservado. Es el mayor de 3 hermanos, describe que tiene mal dormir desde hace 4 años aprox., no duerme toda la noche. Amanece atontado, cansado, mal genio, a pesar que en ese momento estaba tomando Valpax por una supuesta depresión. Describe tener pesadillas y escuchar ruidos 1 vez por semana, pero solo en el 3er piso donde el dormía... Relata dormir mal casi desde siempre, despertando varias veces, teniendo que dormir con la luz del pasillo... Dice que veía contenidos terroríficos y soñaba con el fin del mundo, sentía que le movían las sabanas y cuando chico, le movían la cama. "En mi pieza siempre siento que hay alguien, cuando me estoy quedando dormido, siento una presencia masculina, de 20 años aprox.". Contó  esto a su profesora de Religión, quien le dijo algo similar a lo que yo le dije... El episodio más fuerte que relata es aquel en que describe haber visto un "Alien": “entro a mi pieza, como buscando algo, me sacó  algo, como aspiradora, me aspira todo lo que tengo dentro, revuelve mis órganos internos. Lo describe como oscuro, con puntos verdes, veía colores y luces como puntos de colores antes que apareciera... Dice es alto, flaco, color gris, de ojos grandes, boca y nariz chica, piel gris y suave... Luego dice busco en internet y eran los "grises"...

Esto podría ser interpretado como un caso de trastorno psíquico indeterminado… si se tratara de un caso único. Por desgracia son muchísimos los informes semejantes que existen. En todo el mundo.

El misterio de las Abducciones. Una revelación aterradora

Abducciones extraterrestres
Ver
http://caminosdelalma.wordpress.com/2011/04/01/abducciones-extraterrestres/

abril 1, 2011 por Luis Flores Cornejo

 
 Publicado originalmente en Julio 12, 2009.
En un seminario de actualización en Terapia de Vidas Pasadas que dio mi profesor José Luis Cabouli en Buenos Aires uno de los panelistas, Marcelo Lippi, antes de comenzar el programa me consultó si era yo un ufólogo, es decir un investigador del fenómeno de los ovnis, a lo cual respondí que no lo soy, sino que lo que me interesa y es mi afán solamente el tratamiento terapéutico de los resultados de las abducciones extraterrestres y que el paciente sane sus emociones, y que los avistamientos de naves extra planetarias y otros detalles adjuntos no son de mi interés actual. La pregunta de Marcelo es común entre las personas, quienes no pueden entrar en detalles que van más allá de lo material, es decir, solamente aquello que pueden ver y tocar, y no pueden romper la barrera que deja entrar al más allá, a lo que hay tras los sentidos, a lo acostumbrado, a lo aprendido.
Las personas comunes no imaginan –y debo confesar que hasta no ha mucho yo tampoco- que suceda y haya sucedido desde antiguos tiempos el fenómeno de las abducciones por extraterrestres. Abducción significa literalmente secuestro, y es precisamente lo que hacen estos seres, y es un asunto que trae múltiples consecuencias en la vida de los afectados, especialmente en la salud física y en conflictos emocionales de diferente grado.
El fenómeno de la abducción extra terrestre tiene, según relatan los pacientes, ya sea en estado de conciencia expandida o en estado de conciencia normal, siempre la misma estructura y proceder. En estado de conciencia normal no es común que las personas relaten sus experiencias, debido fundamentalmente a que se les tachará de locos y pronto los médico siquiatras les llenarán de químicos y tratarán de internarle en algún establecimiento de “salud” mental. Y los sicólogos tampoco sirven porque los enviarán donde los anteriores. Por lo tanto prefieren guardar sus experiencias para ellos mismos o para un círculo muy pequeño y seguro.
La experiencia comienza con la aparición de extraños seres, algunos en forma y apariencia humana, que aparecen cuando se atraviesa algún proceso emocional especialmente significativo. Aparecen de la nada, pueden atravesar paredes sólidas, y su lenguaje es telepático. Nunca las personas relatan haber sentido temor ante su presencia sino, por el contrario, sienten mucha paz y tranquilidad. Muchas narran ver una brillante luz blanca, hacia la cual se sienten atraídas, algunas otras refieren escuchar un ligero zumbido, y al estar en contacto con estos seres se sienten cobijadas, comprendidas y acogidas. El objetivo de los seres extraterrestres es lograr que los contactados entreguen su consentimiento –ley de los universos para poder hacer cualquier intervención- para llevarlos a la nave a realizar la misión que se les ha encomendado.
Por lo general el consentimiento es obtenido en forma engañosa, prometiéndole a la persona afectada algún beneficio que no guarda relación con lo entregado. Por ejemplo, un jovencito de 10 años estaba particularmente triste por no haber algún amiguito con quien jugar, y se sentía bastante apenado y melancólico. Aparecen estos seres, desde alguna parte, y le preguntan si quieren que le acompañen por un rato y si quiere jugar. El niño pregunta que a qué cosa y ello contestan que a lo que quiera él. Cuando el pequeño dice que sí, en ese momento, es abducido y llevado a la nave, como si fuera chupado en un haz de luz. Dentro de la nave es puesto sobre una camilla metálica e inmovilizado, sin necesidad de cuerdas, y sin que él se dé cuenta siquiera.
En este lugar, que los pacientes describen como correctamente iluminado, limpio, aséptico, circular, o semicircular, con máquinas metálicas y tableros y equipos electrónicos, igual a un quirófano de alta tecnología, se le practican procedimientos médico quirúrgicos de variado tipo. Son comunes el sondaje recto intestinal, los procedimientos urológicos y ginecológicos, exámenes manuales, instrumentales, extracción de muestras de tejidos –cabellos, piel, óvulos-, fluidos –sangre, semen-, etc.  También proceden a dejar implantes en zonas específicas del cuerpo –nariz, mentón, frente, cerebro, hipófisis, manos, brazos, piernas, dedos, corazón, etc.- y a colocar sensores para monitoreo desde las naves.
El objetivo de todo ello no es otro que experimentar con los contactados, y obtener información sobre el funcionamiento del cuerpo humano. Una de las experiencias que describen habitualmente los y las pacientes son las de reproducción híbrida –humana-extraterrestre-, con el fin de crear una raza nueva que permita sobrevivir a la alienígena, cuya existencia está amenazada por alguna razón que no es del caso analizar ahora. Otro objetivo es poder tomar de la energía de los seres humanos, que la transmiten por medio de los sensores, para aprovecharla ellos.
Dentro de los relatos más impactantes están los de mujeres que han sido abducidas y fecundadas con óvulos híbridos. Ellas cobijan el ser durante un tiempo y luego les es extraído el feto, el cual toman y se lo llevan a algún lugar. Es notorio que las abducciones de jovencitas pre y púberes se produce para extraerles óvulos.
Como terapeuta mi trabajo va dirigido a la sanación de las emociones de los pacientes, y en los abducidos las secuelas emocionales son variadas: miedos –agujas, hospitales o quirófanos, viaje en avión, oscuridad-; fobias; bloqueos; depresiones; crisis de pánico; ansiedad grave; insomnio; obesidad; cefaleas; trastornos sexuales; confusión mental, etc.
Sin embargo, algunos de los abducidos presentan un conflicto muy profundo, que se ha dado en llamar el shock ontológico, vale decir, el trauma de la significación del ser, su trascendencia y sus características fundamentales, dentro de la cual está la relación con algún ser superior. Cuando sucede la abducción o secuestro los abducidos relatan que no hay ayuda posible y no la obtienen, y al estar en la mayor de las indefensiones no reciben ayuda de ese ser que ellos invocan. Este parece ser uno de los traumas más importantes. “Nadie me puede ayudar”.
Hay algunas complicaciones físicas que me ha sido posible observar como experiencias en el camino terapéutico, como son la obesidad, la sangre de narices, los abortos espontáneos y el insomnio. La obesidad pareciera ser una constante en aquellos a los cuales se les experimenta en la hipófisis –glándula especializada ubicada en el cerebro encargada de la producción hormonal, y que estudian para conocer el funcionamiento reproductivo y sexual-, al alterarse su funcionamiento. La sangre de narices se produce porque llegan a través de ella al cerebro y a la hipófisis, utilizando instrumentos quirúrgicos que destrozan los tejidos internos. Los abortos espontáneos se producen porque retiran los óvulos fecundados después del tiempo necesario. Por último el insomnio se produce porque el paciente no quiere quedarse dormido, porque es en la noche cuando duerme cuando lo abducen desde su cama. Esto último es muy aterrador. Las abducciones de este tipo se han dado en llamar como “visitantes nocturnos”.
No soy investigador del fenómeno de los ovnis. Soy solamente un terapeuta y me mueve únicamente ayudar a sanar las emociones de quienes solicitan mi asistencia.
Ese es uno de mis servicios a la humanidad, porque a eso vine, a servir.
Que Dios nos bendiga a todos.
*****************************
Comentario:
Yo, como investigador de “laboratorio” del fenómeno Ovni, he llegado a una conclusión aterradora en relación a esto. Esta conclusión me explica definitivamente el porqué de los suicidios, asesinatos y desapariciones de muchos investigadores de ésta fenomenología.
En la próxima entrada, daré las direcciones de un video Youtube que representa casi en un 90% las mismas conclusiones a la que he llegado por mi cuenta y coincide plenamente con lo que opina Salvador Freixedo.
Es probable que un tipo de grises estén abduciendo con fines reproductivos. Pero en general, ese es EL GRAN ENGAÑO.
Las entidades que atacan son (y todo lo indica así) de otro plano de existencia. Siguiendo a Kavassilas, son entidades de la 4ª dimensión y nosotros somos su alimento. Un alimento energético, pránico o como se le quiera llamar. Manipulan el espacio y el tiempo de una forma que no logramos comprender en nuestro Universo tridimensional. No son SEMEJANTES a los demonios de las religiones, SON LOS DEMONIOS. Mienten, engañan, confunden, crean ilusiones y hacen promesas que jamás cumplen. Han inventado las religiones, la patrias, han confundido las lenguas, han aniquilado a la raza humana cuando esta se ha revelado. La influencia sobre el psiquismo y las costumbres de los humanos es total. No tienen límites. Tienen a la juventud idiotizada y los mayores hipnotizados tras el logro de banalidades.
El objetivo de esa conducta (La Agenda Extraterrestre) es mantenernos tranquilos e impedir la evolución de la Humanidad. Que creamos que ellos son Los Hermanos Mayores que vienen a salvarnos… ¿Salvarnos de qué o quién? …. De ellos mismos.
¿Hay alguna salida para todo este horror? Si la hay. Lo explicaré en la próxima entrada.

1 comentario:

  1. 100% de acuerdo estimado amigo, un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar