lunes, 9 de agosto de 2010

***** Desapariciones Inexplicables (2)

Durante el mes de Julio 2010 el canal de TV Discovery Channel ha estado transmitiendo un programa sobre desapariciones de personas en USA. Lo sorprendente es que mencionan más de cien mil personas desaparecidas en ese país. Desaparecidas en el sentido que se esfumaron, no dejaron huella, ni se volvió a saber de ellas. No se encontró cadáver y nadie vio el momento en que desaparecieron. Hay casos de niñas que desaparecieron a mediodía mientras jugaban en el jardín cerrado de su casa. Otros en camino a su Colegio o saliendo de un centro comercial.


Es muy posible, y la lógica así lo indica que un gran porcentaje de desapariciones corresponda a raptos, homicidios, accidentes en sitios inaccesibles, caídas a ríos o simplemente, personas que huyeron de su hogar por cualquier razón (calidad de vida insoportable, pobreza extrema, deudas impagables, etc.) Sin embargo, lo extraño todo esto es la imposibilidad de la policía, familiares y amigos por encontrar en menor rastro de ellos. Nada, absolutamente nada, hasta que se archiva como “Casos sin resolver”. Y así queda para siempre. ¿Qué ocurrió realmente?

La cantidad de casos es increíble. Mostraremos solo algunos pocos casos célebres:

1. Caso Benjamín Bathurst. 25 de noviembre de 1809. Peleburg, Alemania.

En el verano de 1809, Benjamín Bathurst, embajador de Inglaterra en la corte de Austria.
Diplomático británico, en viaje a Londres desapareció ante las mismas narices de su criado y de una docena de personas más, el 25 de noviembre de 1809.
Al llegar poco después de mediodía a Peleburg, pequeña aldea alemana, el embajador bajó de su carroza de viaje, para estirar las piernas y presenciar el cambio de caballos. Dio la vuelta alrededor del palafrenero que uncía los caballos, pasó por detrás de ellos... y ¡desapareció!
En este sitio solo había un muro liso, ninguna puerta ni matorral, nada..., pero el embajador de Gran Bretaña no estaba más. Tras un primer momento de comprensible estupor, todo el mundo se precipitó allí; mientras su criado abría la carroza, buscaba debajo y hasta el cofre de equipajes, los demás testigos corrieron en todas direcciones. El albergue, la caballeriza, las casas vecinas; todos los alrededores fueron registrados, primero, por los testigos y quienes acudieron a sus llamados; luego por las autoridades y el ejército. El embajador Benjamín Bathurst parecía haber pasado a otra dimensión, sin que jamás se volvieran a encontrar rastros de él.

2. Caso Williamson. Julio de 1854. Alabama. EE.UU.

Una mañana del mes de julio de 1854, un hacendado llamado Williamson, que vivía a seis millas de Selma, Alabama. Frente al edificio había un parque, de unas cincuenta yardas entre la casa y la carretera pública. Williamson recorrió, distraídamente, el sendero de grava, se detuvo a cortar una flor, cruzó la carretera y penetró en un pastizal, demorándose para saludar a un vecino que pasaba, Armour Wren, quien vivía en una plantación lindera. Mr. Wren viajaba en un carruaje abierto, junto con su hijo James, un joven de trece años. Tras alejarse unas doscientas yardas, Mr. Wren le comentó a su hijo:
-Me olvidé de mencionarle a Mr. Williamson el asunto de los caballos, no podré entregárselos sino hasta mañana. - El cochero recibió orden de regresar y el vehículo se volvió, los tres vieron a Williamson, que cruzaba distraídamente el pastizal. De pronto James Wren exclamó: -Pero, papá, ¿qué se hizo de Mr. Williamson? Pero él no estaba allí, ni se lo veía en ninguna parte.
Mrs. Williamson, con su niño en brazos y seguida por varios sirvientes, se acercó corriendo por el sendero, muy alterada, gritando: ¡Desapareció! ¡Desapareció! ¡OH, Dios mío, qué horrible!". Mr.Williamson jamás fue vuelto a ver.

3. Caso David Lang, Septiembre de 1880, Gallatin, estado de Tennesse.

David se dirigía a su domicilio. Los hijos de David, desde la granja, vieron como su padre levantaba una mano para saludar, incluso escucharon su voz alegre al hacerlo. Y en ese momento David desapareció por completo. El terreno empastado no tenía agujero alguno en donde pudiera haber caído el granjero, y no había un solo matorral en donde pudiese haberse ocultado. Sarah, una de las hijas de David Lang, notó que en ese lugar el pasto se notaba amarillento, configurando un círculo notable de tres metros de diámetro. En el momento de la puesta de sol la niña volvió al lugar acompañada de su hermano; ambos comenzaron a llamar a su padre; ambos recuerdan haber oído su voz respondiéndoles como si proviniera de una enorme lejanía. Y nada más.

4. Caso “La niña de las peras”. 1905. España. (Salto en el tiempo)

Una niña española, conocida como “La niña de las peras”, desapareció en 1905 en el Barranco de Badajoz, reapareciendo en 1958 medio siglo más tarde con la misma edad… ¿Qué le ocurrió?… Ver http://www.grupoelron.org/fenomenos/barrancodebadajoz.htm

5. Caso Oliver Thomas: 24 Diciembre 1909. Brecon, Inglaterra.

En la granja de Owen Thomas, cerca del pueblo de Brecon, en el país de Gales, se habían reunido aquella noche varios amigos a cenar. Poco antes de medianoche, la señora Thomas encargó a su hijo Oliver, de once años, que acudiese al pozo en busca de agua. Dos minutos más tarde, sonaron unos gritos de auxilio. Corrieron varios hombres armados al lugar donde suponían que un lobo atacaba al niño, siguiendo las huellas dejadas por éste en la nieve. Les esperaba una sorpresa.
Hallaron la cubeta tirada todavía lejos del pozo y ninguna huella de lobo, y tampoco de Oliver. Las pisadas desaparecían de pronto, como si le hubiesen salido alas. Ante el pánico de los hombres que miraban en todas direcciones, en busca del desaparecido, se oyeron repentinamente unos gritos de auxilio del cielo, que duraron un largo rato y se fueron debilitando poco a poco, hasta extinguirse. Nadie supo explicar por qué desaparecían de pronto las huellas de Oliver. No se conoce ningún águila capaz de elevarse con tan pesada carga.

6. Caso Martin. 7 de diciembre de 1958. Portland, Oregón

Los cinco miembros de la familia Martin vivían en Portland, Oregón. El 7 de diciembre de 1958, Kenneth Martin, de cincuenta y cuatros años de edad, su esposa y sus tres hijos, dijeron a sus vecinos que iban al bosque en busca de un árbol para adornarlo durante la Navidad. No volvieron a ser vistos.

7. Caso Earl Zrust. 29 de diciembre de 1958. Silver Lake

El 29 de aquel mismo mes, un contratista de obras llamado Earl Zrust, con domicilio en Silver Lake, desapareció también, inexplicablemente, en compañía de su esposa y de sus cuatro hijos. No tenía motivos para abandonar su casa, que acababa de pagar. No aparecieron los cuerpos en las cercanías. Se desvanecieron.

8. Caso Chester Archey. 24 Agosto de 1966. Pensilvania. (Teleportación)

El patrullero Chester Archey, desapareció de donde se encontraba y volvió a ser visto, minutos más tarde, en otro lugar, distante varios kilómetros. Varios testigos lo vieron al volante de su patrulla en las inmediaciones de Filadelfia, capital del estado de Pensilvania. Y de repente dejaron de verlo, como si se lo hubiera tragado la tierra. Un par de minutos más tarde, o tal vez en el mismo instante de desaparecer de Pensilvania, Chester Archey se materializaba en plena calle principal de Pennsauken, Nueva Jersey, al volante de su patrulla, a más de un centenar de kilómetros de donde acababa de ser visto.

9. Caso Paul T. McGregor. 15 de agosto de 1967. Boston EE.UU.

El 15 de agosto de 1967, Paul T. McGregor, un científico de treinta y siete años, casado, salió de su oficina en la Polaroid y tomó el camino de Camp Kirby, lugar de recreo donde lo esperaba su familia. Su esposa e hijos lo esperaron en vano durante los siguientes treinta días. A mediados de septiembre un hombre se presentó en la delegación de policía de la ciudad de Búfalo, Nueva York, y declaró que no sabia quién era ni qué había hecho en los anteriores días.

10. Caso Bruce Burlan. 22 de agosto de 1967. Nueva Jersey

El 22 de agosto de 1967, el joven Bruce Burkan, de diecinueve años, llegó a la playa de Ashbury Park, Nueva Jersey en compañía de su novia. Recordó de pronto que debía echar unas monedas al parquímetro. No se sabe qué sucedió en aquel momento, pero el 24 de octubre reapareció de manera inexplicable, vistiendo ropa que no era de su talla, en una terminal de autobuses de Newark, con siete centavos en el bolsillo. No recordaba su nombre ni de dónde venia. El agente de policía que se fijó en él se lo llevó a la delegación de policía; y después de hurgar en su ropa y no encontrar nada, supusieron que se encontraban ante un caso claro de amnesia. Finalmente, logró identificarse al joven.
¿Anduvo vagando por las calles o estuvo en poder de alguien que borró de su memoria el recuerdo de cuanto hizo y vio?

11. Caso Méchinaud. Nochebuena de 1972. Cognac. Francia

La familia Méchinaud pasó la Nochebuena de 1972 en casa de unos amigos que vivían en la localidad francesa de Cognac. Después de cenar los esposos y sus hijos tomaron el camino de regreso a su casa, hacia el pueblo de Boutiers, departamento de Charente. Jamás llegaron a ella. Cuando se encontraban a unos cuatro kilómetros, siendo la una de la mañana del día 25 de diciembre, se volatilizaron en el aire. Jamás fueron hallados.

12. Caso Untersberg. La Montaña Misteriosa. 1987. Alemania.

En Agosto del año 1987 un grupo de aventureros se adentraron en los túneles de una montaña localizada al sur de Alemania para explorar sus cavernas. Pasaron los días y no se supo nada de ellos. La policía comenzó a buscarlos tras la denuncia, sin resultados. El vehículo en que llegaron estaba en el lugar en donde lo habían dejado. Tres meses después de aquel suceso, los jóvenes desaparecidos llamaron a sus parientes desde un barco en el Mar Rojo que se dirigía hacia Alejandría, Egipto. Afirmaron que no sabían como habían llegado a dicho barco, y que lo último en recordar era haber entrado a las cavernas de la montaña. Finalmente, regresaron a su país natal.

13. Caso Madeleine McCann. Jueves 3 de mayo de 2007. Praia da Luz, Portugal

La niña inglesa, de entonces tres años de edad, estaba de vacaciones con sus padres y hermanos en un hotel de Praia da Luz, en el Algarve, Portugal y desapareció de un apartamento ubicado en la zona central del lugar, donde estaba alojada su familia.

El apartamento había sido alquilado en el resort Mark Warner, para la temporada estival. El jueves 3 de mayo de 2007, sus padres pusieron a Madeleine y a sus hermanos gemelos de dos años en la cama y, dejando el apartamento sin seguro, habían cenado con amigos aproximadamente a 100 yardas (unos 70 metros) de distancia en un bar de Tapas dentro del resort Ocean Blue de Mark Warner. Kate y Gerry McCann le dijeron al policía que hacía su turno por el lugar que comprobara si sus niños estaban bien. Esto ocurrió aproximadamente a las 21:00, donde se comprobó que todo seguía de manera normal. Aproximadamente a las 22:00, Kate McCann volvió para ver a los niños y encontró la cama de Madeleine vacía. Hasta la fecha no ha vuelto a saberse de la niña.

Ver: http://asusta2.com.ar/category/desapariciones/

Comentarios:

Los ejemplos anteriores son una pequeña muestra de casos de desapariciones que contaron con testigos presenciales o que conmovieron a la opinión pública mundial. Pero esta muestra es ínfima. En este post no se ha mencionado para nada las desapariciones masivas de barcos encontrados sin tripulación, aviones desaparecidos en el aire, poblados cuyos habitantes parecen haberse desvanecido. Incluso regimientos completos.

Me ha sorprendido que la mayoría de las hipótesis apuntan a lo mismo: Portales interdimensionales que aparecen de pronto, agujeros de gusano, micro agujeros negros y algunas explicaciones de sacadas de la física cuántica.

Muy pocos se atreven a hablar de abducciones o derechamente de raptos por entidades no humanas. Los casos del siglo XIX, en que aseguran haber escuchado posterior a la desaparición y en ese lugar, voces de la víctima pidiendo auxilio. Esto parece no haberse repetido en las desapariciones modernas.

¿Que explicación convincente dar a tan extrañas desapariciones y porqué las autoridades estadounidenses reciben cada ocho minutos, en toda la Unión americana, el aviso de que alguien dejó de ser visto, que desapareció de manera imposible de aclarar? ¿A dónde van, las personas que se desvanecen en el aire?

Solo caben conjeturas. Veamos algunas.

El caso Madeleine parece marcar un hito en lo que a mal manejo policial se refiere. ¿Por qué no dieron orden inmediata de cerrar los caminos de acceso a la zona? Se sabe de grupos delictuales de la peor calaña que trafican con niños. También se sabe de la gran atracción que tienen algunos pueblos de piel morena (árabes, específicamente) por las jóvenes rubias, niñas incluidas. Pero ¿Es el lugar mas adecuado para perpetrar un rapto el interior de un resort y a una familia inglesa, a sabiendas del impacto que iba a tener?
En otros casos, numerados aquí como: 8. Caso Chester Archey, 9. Caso Paul T. McGregor, 10. Caso Bruce Burlan, y 12. Caso Untersberg. Son evidentemente fenómenos de teleportación y, sin duda, abducciones.

En el caso 10. De Bruce Burlan, quien apareció en un terminal de buses vistiendo un traje que no era de su talla, tenemos una pista. Se cita, en el campo de la Ufología, de personas, particularmente mujeres, que han despertado en su cama vistiendo un pijama desconocido para ellas. Por lo insólito resulta mas sencillo decir que todo se trata de una mentira o que la persona está chiflada.

Lo penoso del caso, es que no se puede decir lo mismo de los desaparecidos para siempre.
Sugiero ver el video con fotos de desaparecidos:

A mí personalmente me partió el alma ver las fotos de esas personas, hombres, mujeres, de todas las edades y razas que se desvanecieron, de vidas truncadas brutalmente para siempre.

¿Qué clase de monstruos son capaces de actuar así? Y ¿Para que? ¿Experimentación genética? ¿Hasta cuando van a seguir? Lo de las teleportaciones puede tener una explicación simple. Se trataría de una abducción abortada. Es decir, el sujeto no les servía.

Conclusión:

Lo mas probable, en mi opinión, es que todas las desapariciones correspondan a abducciones para: ¿Extracción de órganos o retiro total de la sangre? ¿Comida? ¿Esclavitud? ¿Poblar otros mundos?...
Creo que lo mas probable son las dos primeras.

2 comentarios:

  1. Imagino que en el caso reciente de Madelaine McCann la policía habrá interrogado exhaustivamente al policía de turno que a las 21 hs. fué a ver si los niños estaban bien. Fué la última persona entonces que la vió y la vió con vida (?)

    ResponderEliminar